• Joel Merced Aponte

Trata humana: víctimas de un mal social

Actualizado: 18 de dic de 2020

Según la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, el 70% de los casos reportados involucran a mujeres y niñas


En el momento en el que María, nombre que utilizaremos para proteger su identidad, puso un pie en Nepal supo que algo no estaba bien. Lo que fue un viaje misionero, en el 2012, se convirtió en un llamado para rescatar niñas víctimas de trata humana.


“Trabajé con estas nenas por espacio de seis meses porque ya mi término [en Nepal] estaba culminando. En ese proceso fue que entonces veo la realidad de lo que es la trata humana. Había escuchado, pero nunca había tenido la oportunidad de tan siquiera mirar de cerca lo que era”, expresó la joven, quien lleva investigando y trabajando directamente con la restauración de las víctimas desde el 2014.

“Al trabajar con las niñas, y a la misma vez estar haciendo el ‘research’, mi corazón se despedazó. De ahí es que nacen las ganas por seguir trabajando con esta población”, añadió.


La Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante el Protocolo de Palermo contra la trata de personas, define este crimen como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas para explotarlas mediante el uso de la fuerza, amenazas o engaños.


De acuerdo con la ONU, el incremento de casos en las pasadas décadas “ha alcanzado proporciones epidémicas”; algo que María constató durante sus años de estancia en Nepal.


Según un reporte de la Fundación Ricky Martin, el incremento en el número de víctimas ha posicionado a la trata de personas como el segundo crimen de mayor lucro a nivel mundial, después del narcotráfico. Este delito ha generado, en los últimos años, alrededor de $96 billones en ganancias a nivel internacional.


Aunque existen múltiples tipos de trata, como la explotación laboral o la venta de órganos, la que se coloca entre las primeras posiciones es la explotación sexual.


Según el Informe Mundial Sobre la Trata de Personas, el 70% de los casos de trata humana, con fines de explotación sexual, son mujeres y niñas, siendo estas la población más vulnerable a este mal social.


Víctimas de la desigualdad


El elemento de pobreza es uno de los factores de vulnerabilidad más importante dentro de este fenómeno. Así lo indicó la trabajadora social Patrishea A. Roldán Alomar, quien ha trabajado el tema de la trata humana desde hace dos años.


“Con la pobreza ha ocurrido algo bastante particular, y es como si a la pobreza se le hubiese dado un rostro y el rostro que tiene es de mujer. Se ha feminizado la pobreza. Eso hace que la mujer sea mucho más vulnerable a este hecho”, dijo Roldán Alomar, quien también es directora del Proyecto Invisible Souls.

Estas declaraciones coinciden con las emitidas por la doctora Luisa Hernández Angueira en un conversatorio organizado por la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico (UPR).


“El desempleo [en Puerto Rico] ha aumentado considerablemente, sobre todo en el sector de esas mujeres que están en exclusión social y que se ven ante un mercado laboral que es desigual”, señaló la investigadora, tras indicar que estas desigualdades sociales hacen que las mujeres sean más propensas a estos explotadores.

En Nepal, por otro lado, María adjudica las desigualdades, entre las mujeres y los hombres, a la cultura y el valor que tienen las féminas en ese país.


“Una muchacha, que ha sido violada o lastimada, es culpa de ella. Ella se lo buscó. Hacerla entender que ella no tuvo la culpa toma tiempo porque ya viene con una [creencia] de que tiene que quedarse callada porque nació para aguantar todo lo que venga”, afirmó.

El discrimen hacia la mujer en Nepal, y sus países aledaños, es tan visible y palpable que se ha normalizado en la sociedad.


“Las niñas, cuando tienen su periodo por primera vez, las ponen en unas chozas y las dejan el mes con los animales porque ellas están impuras”, dijo la estudiante universitaria, quien aseguró que muchas menores mueren debido a las picaduras de animales que son atraídos por la sangre.

Casos como estos no se registran de la manera correcta. Como consecuencia, según María, las estadísticas reportadas siempre se ven influenciadas por la falta de datos.


Escasa documentación de casos


Según Hernández Angueira, en la isla ocurre algo muy similar con los casos reportados de trata humana. Los datos de la Policía de Puerto Rico revelan que solo se han registrado tres casos de trata de personas entre el 2019 y el 2020. Aun así, investigaciones evidencian el hallazgo de más de 15 casos reportados en ese mismo periodo.


“En Puerto Rico, no existen estadísticas exactas de las víctimas de trata. No existen estadísticas porque no sabemos cuáles son los indicadores de la trata. Muchas veces hay mujeres que han sido tratadas, que han sido explotadas, pero como no [conocemos] el delito, pues no consta en las estadísticas”, agregó la doctora.

Por su parte, la trabajadora social aseguró que la falta de documentación también se debe a lo difícil que es para una víctima expresar la situación por la que ha pasado; y a la falta de alfabetización, en relación con el tema de la trata de personas, que existe en sectores de la población.


En Nepal, la situación no es diferente. María afirmó que, aunque la trata de mujeres y niñas son de conocimiento público, el Gobierno y la “ceguera espiritual” existente lo permite.


“Aquí está conectado el Gobierno, la Policía, la religión, los hospitales, todo es una conexión muy grande. El Gobierno es sumamente corrupto”, afirmó la joven, quien trabaja en tres albergues de niñas rescatadas.

Asimismo, la misionera criticó las posturas de la religión hinduista que fomenta la compra y venta de niñas para fines de explotación sexual.


“Si un hombre, ya adulto, tiene una enfermedad venérea él tiene la opción de comprar una niña de 5 años. Tiene una relación [sexual] con esa niña y, supuestamente, el hinduismo dice que él va a quedar sano”, expresó con indignación la estudiante, tras asegurar que esa niña no podrá regresar nunca más a su hogar por estar “marchita y dañada”.

Realidad a consecuencia del machismo


El sentido de pertenencia que sienten muchos hombres sobre las mujeres es uno de los factores que influye en las víctimas de trata humana. Así lo confirmó el coordinador temático para la trata de personas y el tráfico de migrantes de la Oficina de las Naciones Unidad Contra la Droga y el Delito (ONUDD), Gilberto Zuleta Ibarra.


El coordinador afirmó que la trata de personas se debe a "un fenómeno machista y patriarcal que ha tenido la tendencia histórica a la subordinación de la mujer por parte del hombre y donde se ha considerado que el cuerpo de la mujer es un territorio que puede ser dominado por el hombre".


La organización Proyecto Esperanza Adoratrices, en España, coincide en que “los roles socialmente construidos de las mujeres y los hombres han estado ordenados jerárquicamente, de tal modo que los hombres ejercen poder y control sobre las mujeres”.


Marta González Manchón, coordinadora del proyecto, indicó que la trata de personas no es neutral en cuanto al género. “La trata de mujeres está relacionada con la discriminación, la desigualdad en el acceso a derechos y oportunidades y las relaciones desiguales de poder que afectan a mujeres y niñas”, agregó.


Educación con perspectiva de género


Como método para erradicar el machismo, las desigualdades y concienciar a cerca de la trata de personas, la socióloga Hernández Angueira apuesta a la implementación de un currículo con perspectiva de género en las escuelas de Puerto Rico.


“No solamente va a dar las herramientas y los instrumentos a los niños y a las niñas que se están educando, sino que esto tiene que ser extendido a las familias. A las madres principalmente porque, a pesar de todos los avances que hemos tenido, todavía son las madres las que se ocupan de la educación de los niños y las niñas”, señaló la investigadora.

Por su parte, María, quien está próxima a hacerse cargo por primera vez de un albergue, exhortó a que se eduque y se exponga a las personas en este y otros temas de interés social.


“Lo más importante es que entendamos cómo identificar a las víctimas porque muchas veces le pasamos por el lado y tenemos el dedo juzgador en vez de entender que esa muchacha necesita ayuda. Si nosotros no tenemos educación, no tenemos la llave para ayudar a los demás”, puntualizó.
Image by Ricardo Dominguez

Suscríbete a las noticias de En Contexto

  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Facebook
Logos%20nuevos%20En%20Contexto_edited.pn

©2020 Puerto Rico En Contexto Corp. Todos los derechos reservados. Puerto Rico En Contexto is a 501(c)(3) nonprofit organization. Donations are tax-deductible. Ediciones EnContexto, tutoriasdederecho.com and EnContexto are trademarks of Puerto Rico en Context Corp.