Otro jarrón de la democracia que se rompe

El Juez Asociado Estrella Martínez termina su magistral Opinión de Conformidad diciéndonos que “cuando un jarrón cae al suelo y se rompe tenemos dos (2) opciones: botarlo a la basura o intentar restaurarlo, aunque queden imperfecciones”. Eso es lo que ha sido agosto en estos dos años consecutivos: jarrones de la democracia rotos. Una vez más, el Poder Judicial, o como diría nuestra Jueza Presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico Hon. Oronoz Rodríguez, el “guardián de nuestra Constitución”, abastece al Pueblo de Puerto Rico de certidumbre ante el déficit democrático que hemos vivido en estos últimos años.


Ante la angustia del electorado puertorriqueño con relación a la validez de su voto y su derecho al sufragio, nuestra curia se colocó la toga, recogió el jarrón de la democracia del suelo y lo reconstruyó. Mientras sus manos de justicia colocaban las piezas en su lugar, el Tribunal Supremo nos advertía, no tan solo de la vergüenza que sentimos al ver nuestra democracia desastrada, sino que en palabras de la Jueza Presidenta, nos alertó del “peligro de adoptar prácticas que se asemejan más a un régimen autoritario”. Temo que se conviertan en hábito dichas prácticas de similitud autoritaria, pues basta con recordar hace un año las palabras del Juez Asociado del Tribunal Supremo Hon. Felibrti Cintrón que desechaba dichas costumbres describiéndolas como “un absurdo con visos dictatoriales, completamente ajeno a nuestro Sistema Democrático de Gobierno”.


Debo confesar que no me sorprendió el resultado de lo vivido el domingo, pues como nos explica la Jueza Asociada Rodríguez Rodríguez, era de esperase ante el “deterioro de la administración pública y la gestión de gobierno” pues “es innegable y ha pasado a ser un elemento inherente de nuestra cotidianidad como País”. Tampoco me sorprendió, pues confío en nuestra Rama Judicial, que haya resuelto de manera salomónica o, continuando con la metáfora, haya reparado, con sus imperfecciones claro está, el jarrón democrático. Simplemente, y como era también de esperarse, cumplió satisfactoriamente y a cabalidad su deber constitucional de proveer un remedio en medio de lo que se ha vuelto la crisis cotidiana de Puerto Rico verano tras verano.


Es mi mejor deseo para todo Puerto Rico que luego del ultraje a la democracia puertorriqueña las piezas clave para el desarrollo adecuado de la ejecución democrática en nuestro archipiélago aproveche la oportunidad dada por nuestro más alto foro. De lo contrario, y citando a la Jueza Asociada Rodríguez Rodríguez: “¡Qué vergüenza! ¡Que desgracia! ¡Cuánta indignación!”.

Image by Ricardo Dominguez

Suscríbete a las noticias de En Contexto

  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Facebook
Logos%20nuevos%20En%20Contexto_edited.pn

©2020 Puerto Rico En Contexto Corp. Todos los derechos reservados. Puerto Rico En Contexto is a 501(c)(3) nonprofit organization. Donations are tax-deductible. Ediciones EnContexto, tutoriasdederecho.com and EnContexto are trademarks of Puerto Rico en Context Corp.