Inscritos, y ¿ahora qué?

En Puerto Rico, el interés por el proceso político ha disminuido con el pasar del tiempo. Esa merma queda demostrada con el descenso en la participación electoral en los últimos comicios electorales.




En el 2012, la participación electoral fue de 78% y en el 2016 fue de 56%; la diferencia de estas cifras representa una reducción de 22 puntos porcentuales. Aunque se ha visto una disminución, durante los pasados cuatro años han ocurrido una serie de eventos que dan la sensación de que, en estas elecciones, la ciudadanía estará al pendiente del proceso electoral. Veremos, con los resultados de las elecciones generales en noviembre, si el disgusto y la frustración se traducen en mayor movilización y participación electoral.

Durante las últimas semanas han surgido llamados para la inscripción electoral por parte de diversos sectores de la sociedad. Aunque se ha visto gran movilización en este sentido, al parecer el registro electoral contará con menos inscritos en comparación con el 2016. Ese contraste se debe a que la Comisión Estatal de Elecciones no ha podido ejecutar sus campañas de inscripción en las escuelas públicas y en las universidades.

Sin embargo, nadie puede negar el hecho de que se siente un entusiasmo distinto en la calle y en las redes sociales. Tal vez pueda ser un asunto de percepción que nos proyectan los medios digitales. Sobre este particular, mi deseo es que la indignación se convierta en acción política y que el número de participación electoral aumente considerablemente para poder contar con mayor legitimidad democrática.

El término para inscribirse ya ha culminado. Sin embargo, debemos preguntarnos “Y ¿ahora qué?”. El proceso político no culmina al obtener la tarjeta que nos permite ejercer el derecho al voto, sino que ahora empieza un proceso de evaluación de candidatos. En términos prácticos, ahora comienza la parte más difícil, pues del análisis saldrá el convencimiento de quien se elegirá para que esté al mando del país por los próximos cuatro años.

Lo que debe transcurrir durante el corto periodo que falta para las elecciones generales en noviembre es un proceso de estudio que permita que el elector vote de manera informada. El proceso de análisis debe estar centrado en escuchar las propuestas, en evaluar las plataformas y ver los estilos de quienes quieren gobernarnos. Además, es sumamente necesario que se realice un análisis profundo y directo sobre la situación actual del país y ponderar quién es la persona que cuenta con la experiencia para transformar a Puerto Rico.

Inscritos, y ¿ahora qué? Ahora, a analizar y, en noviembre, a las urnas.

VSC

Image by Ricardo Dominguez

Suscríbete a las noticias de En Contexto

  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Facebook
Logos%20nuevos%20En%20Contexto_edited.pn

©2020 Puerto Rico En Contexto Corp. Todos los derechos reservados. Puerto Rico En Contexto is a 501(c)(3) nonprofit organization. Donations are tax-deductible. Ediciones EnContexto, tutoriasdederecho.com and EnContexto are trademarks of Puerto Rico en Context Corp.