El legado de Ruth Bader Ginsburg

Ginsburg fue líder liberal, feminista, disidente impetuosa y también ícono pop. En cada una de esas facetas nos deja un legado que preservar y un ejemplo a seguir.

La jueza nació en New York en plena época de la Gran Depresión. La joven Ruth tuvo que trabajar desde su adolescencia para costear sus gastos de educación y los de su hermano. En la víspera de su graduación de high school, la vida la sorprendió con la muerte de su madre, Celia Amster. Sin embargo, su éxito académico no cesó, y logró entrar a la Universidad de Cornell donde conoció a su esposo Martin. En 1954, se graduó siendo la estudiante destacada de toda su clase y, dos años después, fue admitida a la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard. Su clase de derecho se componía de aproximadamente 500 personas, solo 9 eran mujeres.


Ginsburg también dirigió el importante Proyecto de derechos de la mujer de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) durante la década de 1970. En ese puesto, lideró la lucha contra la discriminación de género y llevó con éxito seis casos históricos ante la Corte Suprema de Estados Unidos: Duren v. Missouri (1978), Califano v. Goldfarb (1976), Edwards v. Healy (1974), Weinberger v. Wiesenfeld (1974), Kahn v. Shevin (1973) y Frontiero v. Richardson (1972).


La abogada


La joven abogada Ginsburg logró la atención y la anuencia del máximo foro judicial de los Estados Unidos en varios casos que buscaban reivindicar la igualdad de género.


En su primer caso ante la Corte Suprema, Ginsburg logró que se declarase inconstitucional una ley federal que requería diferentes criterios de calificación para la dependencia del cónyuge militar masculino y femenino. Se trató del caso de Sharron Frontiero, una teniente de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que solicitó una asignación para dependientes para su esposo. La ley federal disponía que las esposas de los miembros de las fuerzas armadas se convertían automáticamente en dependientes. Sin embargo, los maridos de las mujeres miembros de las fuerzas armadas no eran aceptados como dependientes a menos que dependieran de sus esposas por más de la mitad de su manutención.


En Duren, la abogada Ginsburg logró que la Corte Suprema declarase inconstitucional la práctica del condado de Jackson, en el estado de Missouri, de eximir automáticamente a las mujeres del servicio de jurado por violar las garantías de la Sexta y Decimocuarta Enmienda de la Constitución Federal.


En 1972, una joven maestra murió al dar a luz, lo que dejó a su esposo al cuidado de su hijo recién nacido. El viudo solicitó prestaciones de seguridad social para él y su hijo, y le dijeron que su hijo podía recibirlas pero que él no. La Ley del Seguro Social proporcionaba beneficios basados ​​en los ingresos de un esposo y padre fallecido. Los beneficios estaban disponibles tanto para los hijos como para la viuda. Sin embargo, los beneficios por una esposa y una madre fallecida solo estaban disponibles para los hijos y no para sus esposos supérstite. Ginsburg quería cambiar eso. Impugnó la ley.


El caso de Goldfarb se trataba de algo similar. Un viudo buscaba los beneficios de sobreviviente al amparo de la Ley del seguro social. Para ser elegible para los beneficios bajo la Sección 402, debió haber estado recibiendo la mitad de su manutención de su esposa en el momento de su muerte. Sin embargo, la sección 402 no imponía ese requisito a las viudas cuyos maridos habían fallecido recientemente. Ginsburg llevó el caso e impugnó ese estatuto en virtud de la Cláusula de debido proceso de la Quinta Enmienda. La decisión de la Corte Suprema fue a su favor: los requisitos basados en el género para los beneficios de sobrevivientes en la Sección 402 violan la Cláusula del Debido Proceso.


La jueza


Desde su silla en la Corte Suprema, Ginsburg se destacó por ser una disidente de la injusticia y aliada de los ideales del ala liberal de la Corte.


La defensa del feminismo no cesó. La jueza Ginsburg en 1996 emitió la opinión de la Corte en United States v. Virginia. Allí, la Corte declaró inconstitucional la política de la Escuela Militar de Virginia de solo admitir hombres. Esa era una larga y orgullosa tradición en Virginia.


En el comienzo del siglo XXI, la jueza emitió una opinión muy importante para el derecho ambiental. Laidlaw Environmental Services, Inc. compró una planta de tratamiento de aguas residuales, y se le otorgó un permiso del Sistema Nacional de Eliminación de Descargas Contaminantes (NPDES, por sus siglas en inglés). El permiso autorizó a Laidlaw a descargar aguas tratadas y contaminantes limitados. La descarga de mercurio de Laidlaw en el río North Tyger, en Carolina del Sur, excedió repetidamente los límites establecidos por el permiso. Finalmente, Friends of the Earth (FOE) presentó una demanda ciudadana bajo la Ley de Agua Limpia (Clean Water Act) contra Laidlaw, alegando incumplimiento del permiso. Laidlaw solicitó una sentencia sumaria alegando que FOE no tenía legitimación para entablar la demanda. El Tribunal de Distrito determinó que Laidlaw violó la limitación de descarga de mercurio. Al emitir su fallo, el Tribunal concluyó que una multa civil de $405,800 sería adecuada para prevenir futuras violaciones. El tribunal se negó a ordenar medidas cautelares porque Laidlaw, después de que comenzó la demanda, había logrado un cumplimiento sustancial de los términos de su permiso. FOE apeló el monto de la sentencia de sanción civil del Tribunal de Distrito, pero no apeló la denegación de medidas cautelares o declarativas. El Tribunal de Apelaciones ordenó el sobreseimiento del caso y sostuvo que el caso se había vuelto académico una vez que Laidlaw cumplió con los términos de su permiso. Entonces la Corte Suprema se enfrentó a la siguiente controversia: ¿La demanda ciudadana de un grupo ambientalista por sanciones civiles bajo la Ley de Agua Limpia se vuelve académica cuando el demandado, después del inicio del litigio, ha cumplido con su permiso gubernamental? La Corte concluyó que no. "El cese voluntario de un demandado de una conducta supuestamente ilegal normalmente no es suficiente para tornar el caso académico", escribió la juez Ginsburg para la Corte. La Corte también dictaminó que FOE estaba legitimada para entablar la demanda en nombre de sus miembros.


En una Corte conservadora era inevitable para Ginsburg ser disidente en varias instancias. Una de ellas llegó en el caso de González v. Carhart, en el 2007. En el 2003, el Congreso de los Estados Unidos aprobó y el presidente Bush firmó la Ley de prohibición del aborto por nacimiento parcial (Partial-Birth Abortion Ban Act). El controvertido concepto de aborto por nacimiento parcial se define en la Ley como cualquier aborto en el que la muerte del feto ocurre cuando "toda la cabeza del feto . . . o . . . cualquier parte del tronco fetal más allá del ombligo está fuera del cuerpo de la madre ". Varios médicos que realizaban abortos tardíos presentaron una demanda para evitar que la ley entrara en vigencia. Los demandantes argumentaron que la ley prohibiría la mayoría de los abortos tardíos y, por lo tanto, constituiría una carga indebida e inconstitucional sobre el derecho al aborto, según lo define la Corte Suprema en Casey. Los demandantes también argumentaron que la falta de una excepción en la Ley para los abortos necesarios para proteger la salud de la madre lo volvía inconstitucional. Un tribunal federal de distrito estuvo de acuerdo y dictaminó que la ley era inconstitucional por ambos motivos. El gobierno apeló a la Corte de Apelaciones del Octavo Circuito. El gobierno argumentó que la Ley solo prohíbe una categoría limitada de procedimientos de aborto y que no se requiere una excepción de salud. La Corte de Apelaciones no estuvo de acuerdo y confirmó al Tribunal de Distrito, dictaminando que se requiere una excepción de salud cuando "una autoridad médica sustancial" respalda la necesidad del procedimiento. En una cerrada decisión de 5-4 la Corte Suprema concluyó que la ley no era inconstitucional. Ginsburg por supuesto disintió. Entre otras cosas, dijo que respecto a los derechos reproductivos, la Corte ha exigido sistemáticamente que las leyes que regulan el aborto, en cualquier etapa del embarazo y en todos los casos, protejan la salud de la mujer. Concluyó su opinión disidente afirmando que “la noción de que la Ley de Prohibición del Aborto por Nacimiento Parcial promueve cualquier interés gubernamental legítimo es simplemente irracional. La defensa de la ley por parte del Tribunal no ofrece una explicación salvadora”.


La ícono


Muchos aspectos de la vida de la jueza se convirtieron en fascinación en internet. Ginsburg ha sido celebrada por su estilo de moda, desde su afición por los guantes de encaje hasta sus elaborados jabots, los cuellos que lleva sobre su toga. Incluso, Shana Knizhnik, una joven estudiante de derecho, creó una cuenta en Tumblr dedicada a Ginsburg llamada Notorious RBG, una referencia al rapero The Notorious BIG. La cuenta sirvió para introducir a Ginsburg a una nueva generación feminista y se hizo tan popular que se se han hecho libros, películas biográficas y su imagen aparece en camisetas, tazas de café y hasta disfraces de Halloween.


Image by Ricardo Dominguez

Suscríbete a las noticias de En Contexto

  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Facebook
Logos%20nuevos%20En%20Contexto_edited.pn

©2020 Puerto Rico En Contexto Corp. Todos los derechos reservados. Puerto Rico En Contexto is a 501(c)(3) nonprofit organization. Donations are tax-deductible. Ediciones EnContexto, tutoriasdederecho.com and EnContexto are trademarks of Puerto Rico en Context Corp.