• Albert Torres Mercado

El derecho al voto: una herramienta valiosa y protegida

Los puertorriqueños han llegado a su límite y, aunque varios analistas estiman que las elecciones de noviembre serán de poca participación, desde una perspectiva real será de grandes sorpresas.


En Puerto Rico no siempre existió el derecho al sufragio universal de manera libre y voluntaria. A través de los años, el número de electores ha disminuido significativamente debido a una gran variedad de factores.


En una línea del tiempo, coloquemos algunos hechos históricos que marcaron nuestro derecho al voto. En 1929, se concedió el derecho a las mujeres a poder elegir y ejercer su voluntad en las urnas. En 1936, ocurrió lo propio con el analfabetismo y finalmente en el 1970 ocurrió lo mismo con los jóvenes.


Durante años, miles de puertorriqueños que alguna vez votaron han tenido que irse de su patria por factores ajenos a su voluntad, y eso se ha reflejado en la participación del electorado. Eso sin mencionar el malestar y la indignación colectiva que cada vez es mayor en miles de puertorriqueños.


Ahora bien, en las últimas semanas se ha podido observar cómo cientos de jóvenes han decidido inscribirse en los centros de votaciones para ejercer, por primera vez, su derecho fundamental al voto. La indignación y malestar colectivo ha sido el motivo real y determinante para que muchos jóvenes decidan inscribirse para ejercer su derecho al voto.


En el mundo de la política, las apariencias pueden ser engañosas y, en efecto, ha sido así. Los políticos mienten descaradamente y seguirán mintiendo, porque solo llevan el mensaje que precisamente el pueblo desea escuchar. Sin embargo, una vez en el poder, la inacción resulta en la desgracia de miles de puertorriqueños.


En verano de 2019, el pueblo de Puerto Rico fue un ejemplo a nivel mundial, cuando, por primera vez en nuestra historia política, un gobernante elegido democráticamente fue expulsado ante el disgusto y la decepción de miles de puertorriqueños. Esto es un ejemplo contundente de democracia y de que el poder emana del pueblo. A pesar de ello, los problemas y desaciertos del gobierno continuaron siendo constantes e incluso sin parecer importarles.


Los puertorriqueños han llegado a su límite y, aunque varios analistas estiman que las elecciones de noviembre serán de poca participación, desde una perspectiva real será de grandes sorpresas. La realidad puede imponerse sobre el fanatismo y el bipartidismo estar en peligro. En este punto, todos los candidatos tienen las mejores intenciones y un plan de gobierno que los respalda, pero las buenas intenciones no son suficientes, hace falta visión y transparencia. El derecho a votar no es suficiente: hace falta un análisis individual y personal sobre cada candidato para votar con conciencia y en plena voluntad.


Image by Ricardo Dominguez

Suscríbete a las noticias de En Contexto

  • Gris Icono de Instagram
  • Twitter
  • Facebook
Logos%20nuevos%20En%20Contexto_edited.pn

©2020 Puerto Rico En Contexto Corp. Todos los derechos reservados. Puerto Rico En Contexto is a 501(c)(3) nonprofit organization. Donations are tax-deductible. Ediciones EnContexto, tutoriasdederecho.com and EnContexto are trademarks of Puerto Rico en Context Corp.